Suelo pélvico

Las disfunciones del suelo pélvico son problemas de salud muy comunes en la población, principalmente en mujeres, aunque también lo padecen los hombres debido a problemas de próstata. Aunque según se ha demostrado en la clínica, cada vez son más los hombres que sufren dolencias del suelo pélvico por prácticas deportivas, por malos hábitos al ir al baño y por factores de perpetuación.

Nuestros precios

♠ Primera sesión de valoración y tratamiento: 55€
♠ Sesión de tratamiento: 45€
♠ Bono 5 sesiones: 215€
♠ Bono 10 sesiones: 400€

Este tipo de problemas empeoran la calidad de vida, limitan la autonomía y repercuten en el ámbito psicosocial, laboral, afectivo y sexual.
En el campo de la fisioterapia del suelo pélvico, las patologías más frecuentes son:

  • La incontinencia urinaria de esfuerzo (cuando tosemos, estornudamos o hacemos alguna actividad física).
  • La incontinencia urinaria de urgencia (deseo intenso y súbito de orinar sin poder controlarlo). En ocasiones las pacientes refieren los dos tipos de incontinencias.
  • Enuresis (pérdidas de orina en niños mientras duermen pasados los 5-6 años de edad, en ese momento se considera patológico).
  • Prolapsos, descenso parcial o total de los órganos genitales internos de la mujer, dependiendo del órgano reciben los siguientes nombres; uretrocele (uretra), cistotele (vejiga), rectocele (recto), histerocele (útero).
  • Reeducación post-cirugía, ayuda a mejorar la conciencia y el estado funcional y dinámico de la musculatura del suelo pélvico.
  • Próstata, tratamiento de la prostatitis (inflamación de la próstata) y después del cáncer de próstata.
  • Embarazo y post-parto, ayuda a mejorar los tejidos antes como después para prevenir las lesiones que se pueden producir en el parto.
  • Cicatrices, tanto cesáreas como episiotomías, gracias a las técnicas de radiofrecuencia, punción seca o ventosas, conseguimos que los tejidos mejoren produciendo una normalización en el colágeno y reduciendo el queloide para proporcionar al tejido una buena movilidad.
  • Incontinencia fecal y de gases, pérdida parcial o toral de las heces o gases normalmente provocada por una deficiencia del esfínter externo.
  • Estreñimiento.
  • Dolor pélvico crónico, ya puede ser una dispareunia (dolor en algún momento del coito) o vaginismo (contracción involuntaria de la musculatura del suelo pélvico que provoca imposibilidad de penetración). En hombres, pueden padecer dolor como “pelota de tenis”, dolor testicular, presión en la zona del perine.
  • Disfunción eréctil.
  • Eyaculación precoz.

Los programas de reeducación fisioterápica en la región perineal se basan en una anamnesis en la que el paciente nos refiere sus dudas, síntomas y signos que le suceden, y posteriormente, una exploración física, tanto visual como palpatoria, para determinar cuál puede ser la causa de los síntomas. Antes del inicio del tratamiento informaremos al paciente sobre cómo funciona el suelo pélvico y las posibles dudas que le surjan en el momento o a lo largo del tratamiento. Le daremos medidas higiénico-dietéticas, autoexploraciones y diario miccional o fecal, y, por último, será importante la prevención de las disfunciones del suelo pélvico en las diferentes actividades de la vida diaria.

A lo largo del tratamiento, realizaremos terapia manual para mejorar la musculatura y radiofrecuencia para mejorar la rigidez y la elasticidad del tejido, ejercicios Kegel y contracciones mantenidas para fortalecer la musculatura que nos ayudarán a mejorar las pérdidas que surgen en la vida diaria. Además, podremos utilizar el Biofeedback y la electroestimulación para mejorar la propiocepción, la fuerza y la resistencia necesaria para tener un suelo pélvico fuerte. Actualmente, incorporamos la última tecnología de tecarterapia Capenergy, como complemento a todos los tratamientos con el fin de ofrecer a nuestros pacientes la fisioterapia más avanzada y así poder acortar los tiempos de recuperación. A medida que vamos avanzando en el tratamiento se combinara con ejercicios posturales del transverso del abdomen e Hipopresivos que nos ayudarán a mejorar nuestros síntomas y además nos ayudarán a mejorar el patrón postural y el contorno abdominal.